jueves, 27 de abril de 2017

9028. EL PRESIDENTE DE LA CRISIS Y SU CANDIDATO JUNIOR POLÍTICO.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Adela Navarro Bello.
SinEmbargo. Abril 26, 2017. 12:00 am.

SECCIÓN, opinión.




===============================================================
La cosa política en el Estado de México de plano está color de hormiga para el Presidente de la crisis y su exquisito candidato. 
Fotos: Cuartoscuro

Si como parece a 39 días de la elección al Gobierno del Estado de México, el Partido Revolucionario Institucional pierde las elecciones, el responsable directo de tal desaguisado político no será el actual gobernador Eruviel Ávila, lo será sin lugar a duda, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Indudablemente un presidente que como Peña tiene un 14 por ciento de aprobación (Encuesta Reforma/enero 2017) no es un atractivo para campaña electoral alguna. Representa para cualquier candidato de su partido, el PRI, más un lastre que un activo.

Además, conocido es por los tricolores del Estado de México, que el candidato al Gobierno de esa entidad por el Revolucionario Institucional, es producto del dedazo presidencial de Peña Nieto.

Alfredo del Mazo Maza, quien también en una encuesta del periódico Reforma aparece en un empate electoral con la candidata de Morena, no era ni el más carismático, ni el más idóneo para representar el PRI en un Estado que concentra al 10 por ciento de la población electoral del País. Electoralmente no era atractivo, y su liga con un PRI de cacicazgos al haber sido su abuelo, Alfredo del Mazo Vélez, gobernador de esa entidad de 1945 a 1951, y el hijo de este y padre del candidato, Alfredo del Mazo González, mandatario del Estado de México de 1981 a 1986, tampoco es un linaje a presumir en estos tiempos, pero sí convierte a del Mazo en un junior de la política mexicana.

Los atributos de Del Mazo Maza, no están en la capacidad para gobernar o en la empatía que tenga con el electorado mexiquense, no: sus atributos inician con ser amigo del Presidente de la República. Pariente cercano, ex colaborador de primer nivel cuando Peña fue Gobernador del Estado de México, y Director de Banobras cuando Peña llegó a la Presidencia de la República.

Los excesos por apoyar y echar a andar la campaña de Alfredo del Mazo que ha encabezado el mandatario nacional, se materializan para empezar, en las 63 visitas que Enrique Peña Nieto ha hecho a aquel Estado. Aparte están las visitas de Secretarios de Estado, particularmente en las semanas previas al inicio de la campaña electoral, cuando Rosario Robles fue a entregar títulos de casas, Aurelio Nuño a informar de la reforma educativa, Miguel Ángel Osorio Chong acompañado de funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social, José Narro con sus campañas de salud, Luis Miranda con los programas de desarrollo social, y hasta la Primera Dama, Angélica Rivera, realizó en el Estado de México un acto masivo para el DIF.

Es evidente por el nivel de participación federal en el Estado de México, las visitas tanto del Presidente como de su primer círculo, que les preocupa y les ocupa mantener un territorio que concentra en el ámbito electoral a 11 millones 258 mil 125 electores en el listado nominal, que tiene un ingreso por arriba de los 260 mil millones de pesos y ha sido territorio tricolor desde la misma fundación del PRI en 1929, partido del que han salido 23 gobernadores mexiquenses y un presidente de la República.

Pero si la elección del Presidente en la candidatura de Alfredo del Mazo Maza no fue la más conveniente para el PRI, menos lo es el entorno que la administración de Enrique Peña Nieto ha provocado y mantiene en todo el país. Su 84 por ciento de desaprobación está sustentado en los aumentos dolosos en los costos de servicios públicos como la energía eléctrica, las gasolinas, los altos niveles de inseguridad, donde precisamente el Estado de México concentra el mayor número de ejecuciones (11 mil 604 en los 50 primeros meses de gobierno de Peña Nieto, de acuerdo a la estadística del Semanario ZETA), entre otros factores que han afectado negativamente a la población.

Los recientes escándalos de corrupción en gobernadores, o ex gobernadores, particularmente con los priístas, tampoco le abonan al Revolucionario Institucional en el escenario electoral del Estado de México. Baste recordar que el prototipo de la corrupción contemporánea es Javier Duarte de Ochoa, un joven priísta que fue apoyado de manera sistemática, siendo candidato primero y gobernador de Veracruz después, por el Ejecutivo Nacional. Incluso visto a los ojos del Principal Priísta del País, como representante del nuevo PRI. El mismo que ahora espera en una prisión guatemalteca la extradición a México para ser juzgado por lavado de dinero, asociación delictuosa y peculado, entre otros probables delitos.

De igual manera la aprehensión de Tomás Yarrington, quien también espera en una cárcel italiana la extradición, pero a Estados Unidos donde será procesado por narcotráfico, afectan de manera directa al Partido Revolucionario Institucional particularmente. A sus candidatos en especial, y al del Estado de México de manera puntual.

El Estado de México es la tierra del Presidente, es para él la joya de la corona, es lo que más le interesa retener. De perderlo, la elección del 2018 para la Presidencia de la República, estará más comprometida para el Revolucionario Institucional.

Dadas las condiciones de inseguridad, pobreza, inflación (5.62 por ciento a tasa anual), una devaluación del peso, inequidad social, ausencia de un Estado de Derecho, corrupción e impunidad en el gobierno priísta de la República Mexicana, la situación en el Estado de México no pinta nada bien para el PRI. Menos cuando una prácticamente desconocida representante del Movimiento de Regeneración Nacional está a la par que el tricolor en la intención del voto de los mexiquenses.

A 39 días de la elección, a menos que apliquen la maquinaria priísta de compra de votos, coacción del sufragio, condicionamiento hacia el electorado, y dádivas en tarjetas electrónicas, despensas, acarreo, y otras fechorías comunes en ese partido, ganarán el Estado del Presidente. Pero al momento, la cosa política en el Estado de México de plano está color de hormiga para el Presidente de la crisis y su exquisito candidato.

Por Adela Navarro Bello.

9027. “ACEPTO. Y VOY A IR PARA CAREARME CON PEÑA, CHONG, CALDERÓN, YUNES Y TODA ESA MALEANTADA”: AMLO.

Añadir leyenda
Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI
SinEmbargo. Abril 26, 2017. 5:43 pm.

SECCIÓN

En su respuesta a la petición de PRI y PAN para que comparezca ante Fepade, INE, SAT, UIF, SHCP, SEIDO y PGR por el escándalo del video de Eva Cadena, el político tabasqueño dijo, en tono de burla, que esos 500 mil pesos que aparecen en la grabación no son nada comparados con las propiedades inmobiliarias de Osorio Chong, Yunes Linares y Peña Nieto.

Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador dijo que está de acuerdo con que se investigue a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y a él tras el escándalo del video en el que aparece su ex candidata en Las Choapas, Veracruz, cuando recibe medio millón de pesos en efectivo.

Ayer, la Cámara de Diputados exhortó a varias instancias federales a investigar el origen del 100 por ciento de los recursos asignados al partido Morena, que supuestamente se han usado para beneficiar a López Obrador, incluidos los 500 mil pesos recibidos por la ex candidata al Gobierno de Las Choapas Eva Cadena Sandoval.

El llamado se hizo a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade); el Instituto Nacional Electoral (INE); el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR).

De gira en Ixtapaluca, Estado de México, el líder nacional de Morena sostuvo que la indagatoria le serviría para “carearse” con “la maleantada”, en la que incluyó  al Presidente Enrique Peña Nieto: el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, y al Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, a los últimos dos los causa de haber orquestado la entrega de dinero y la filtración  del video.

“Estoy totalmente de acuerdo. Y voy a ir, porque voy a querer carearme con Peña, con Chong, con Calderón, con Yunes, con toda esa maleantada”, sostuvo.

Y agregó: “Vamos a abrir el debate, que bueno, y sobre todo con el tema de la corrupción, porque es el cáncer que destruye al pueblo de México”.

El político tabasqueño dijo, en tono de burla, que los 500 mil pesos no son nada comparados con las propiedades inmobiliarias de Osorio Chong, Yunes Linares y Peña Nieto.

ADEMÁS
Yunes mandó el dinero, Osorio filtró el VIDEO y Gamboa… le robó la bolsa a Ruiz Massieu: AMLO.

Ayer, López Obrador señaló al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, como los responsables de planificar y grabar a la ex candidata a la Alcaldía de Las Choapas cuando recibió dinero irregular.

“Están muy preocupados por el crecimiento de Morena, por eso detuvieron a [Javier] Duarte, dicen que Duarte nos dio dinero. Ahora Yunes mandó a una gente, a un grupo de personas a darle dinero a nuestra candidata en Las Choapas a grabarla. Todo esto de acuerdo con Chong. Son los fontaneros del régimen, Yunes y Chong, lo sé todo”, mencionó en un video compartido en Facebook el dos veces candidato a la Presidencia de la República.

Eva Cadena lamentó en una carta la decisión de su partido de quitarle la postulación y dijo que se le tendió una trampa, que el video exhibido por El Universal está editado y que así como recibió el donativo, así lo devolvió.
“El material presentado tiene cortes evidentes, en donde fácilmente se descontextualiza la reunión, el dolo y la mala intencionalidad del hecho, muestra claramente que existe una estrategia articulada desde gobierno para lastimar a mi persona, pero sobre todo dañar al personaje que encabeza todas las encuestas a nivel nacional”, apuntó en una carta donde dio su versión sobre el escándalo.

Sin embargo no especificó quién le entregó el efectivo.

La fallida candidata pidió al Congreso de Veracruz regresar a su curul e interpuso una denuncia en contra de quienes resulten responsables por la grabación.

ADEMÁS
Caí en una treta ruin y cobarde: Eva Cadena; el video fue editado, dice, “hubo saña y perversidad”.



9026. ESQUIZOFRÉNICA HUMANIDAD.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Esquizofrénica humanidad.


Toda  dictadura,  sea de un hombre de un partido, desemboca en las dos formas predilectas  de esquizofrenia: el monólogo y el mausoleo. Octavio Paz (1914-1998). Poeta ensayista y diplomático, premio Nobel de literatura en 1990.

Que los que sostienen el sistema neoliberal  atacan con saña y determinación todo lo que sea comunitarismo desde mucho antes de los tiempos de Jesús está claro, el mismo Jesús y su comunidad fue perseguido, pero ahora el ataque va directo a la célula vital del comunitarismo: la familia tradicional. Para acabar con la familia tradicional se utilizan múltiples estrategias, en este Reporte Z analizamos algunas  de ellas, la reflexión de hoy  se enfoca a una de las estrategias más perversas utilizada por los nazis en los tiempos oscuros: destruir al ser humano desde su raíz, desde su espíritu,  inducirlo a la esquizofrenia por medio del terror y de la guerra.

Esquizofrenia es la separación del corazón del hombre, por eso afirmamos que  se construyen muros en las fronteras, en las  ciudades, en las casas, en las mentes y en los corazones. Antes de construir los muros en las fronteras, en las ciudades y en las casas, se construyeron muros en las mentes y se están construyendo en los corazones. El miedo se difunde a través de los medios de difusión con  un nivel de penetración como  nunca antes  hubo.

La “noticia” de la inminente tercera guerra mundial es hoy un comentario recurrente en los jóvenes, no  sólo se trata de una guerra convencional, sino que se trata de  una guerra  con las temibles bombas nucleares.  Esta  información con todo y que tiene  un sustento real en el hecho de que  un loco esté  en el poder,   genera un sentimiento de  desesperanza  que lleva a  la  desesperación, a conductas suicidas.

Las redes sociales están saturadas con apocalípticos mensajes que llegan a la mente y a los corazones más sensibles de los niños y jóvenes. Cualquiera que tenga un celular tiene acceso a un mundo virtual  terrible y amenazador que rompe  con la inocencia de quienes deberían estar  jugando sin más preocupación  que divertirse. En mi infancia nunca supe de guerras, no había televisión, ni celulares, no había más que  un mundo en expansión y lo único que nos importaba era jugar.  Éramos inocentes.

¿Cómo mantener la esperanza si todos  los presagios ominosos la matan?

¿Qué hacer si un día cualquiera un maldito loco  pulsa el terrible botón que detonará las más terribles armas que la mente humana ha concebido?

Sólo la fe en el hombre  nos puede salvar, la fe en el hombre y un cambio radical de sistema político, económico y social. El tiempo para reaccionar parece que se acabó, hoy nos queda sólo rezar porque  nada parece contener las ambiciones de un grupo de magnates que han acumulado poder para controlar al mundo entero.

La esperanza es lo único que no podemos perder, la esperanza en que algún día todos seremos si no hermanos, al menos compañeros en un mundo sin fronteras y sin armas nucleares.

9025. ENCUENTRO CON GOROSITO… LA POSVERDAD TIENE EN LAS REDES SOCIALES SU GRAN ALIADO.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA POSVERDAD TIENE EN LAS REDES SOCIALES SU GRAN ALIADO.

Originada desde la Filosofía, sus raíces el posmodernismo y relativismo. “Todo es relativo, se inventan historias todo el tiempo. Ya no existe la verdad”. El filósofo, humanista y pensador británico A, C. Grayling, mira horrorizado la posibilidad de un mundo dominado por la Posverdad, palabra que fuera escogida por el diccionario Oxford para sintetizar el año 2016, en que triunfó la salida del Reino Unido de Europa (Brexit) y Donald Trump obtuvo la victoria en las elecciones de Estados Unidos convirtiéndose en el presidente número 45 en la Casa Blanca.

A.C. Grayling advierte: “La corrupción de la integridad intelectual y el daño del tejido completo de la democracia”.

¿Cuál es la definición de Posverdad? Circunstancias en las que datos objetivos son menos influyentes en la construcción de la Opinión Pública que llamados emocionales  o creencias propias”. En un mundo de inmediatez, la verdad se vuelve un lujo secundario. Las redes sociales son la incubadora perfecta de la Posverdad.

Según el escritor mexicano Juan Villoro: “En tiempos digitales, la verdad no ha dejado de ser revolucionaria, pero pertenece a una esfera que importa cada vez menos: la realidad”. El origen de la Posverdad lo podemos encontrar en los cambios que sufrió el mundo con la crisis del 2008, creció la brecha entre ricos y pobres, se presenta un profundo sentido de disconformidad en la clase media.

Sociólogos como Eric Alterman se refirieron a la Posverdad como “arma política de desinformación”. Y aparecieron las “noticias falsas”, se pusieron de moda tras la elección de la Unión Americana, luego que el presidente electo Donald Trump acusara directamente a los medios de publicarlas. “El problema es una cultura online incapaz de distinguir entre realidad y ficción”. Ya en el 2004, el sociólogo estadounidense se refería a la Posverdad, como apelaciones a la emoción y a las prolongaciones sentimentales de la realidad.

El Lingüista y Profesor del Tecnológico de Massachusetts, Noam Chomsky, se refirió a la Posverdad como utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión, como una técnica clásica para causar un cortocircuito en el análisis racional, y en el sentido crítico de los individuos.

Pero también surgieron los denominados “hechos alternativos”.
Declaraciones de Kelly Anne Conway, ex Jefa de Campaña y actual Consejera del presidente Trump fue una de quienes utilizó la terminología.  En una entrevista con la cadena NBC, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca Sean Spicer, aseguró que en  la toma de posesión de Trump se registró la mayor audiencia de la historia.

Dicha afirmación fue negada por medios como The New York Times o The Washington Post a través de fotografías del evento y datos como el uso del transporte público. Según la Asesora, el Secretario de Prensa no había mentido, sino que había ofrecido “hechos alternativos”. El periodista de la NBC Chuck Todd se sorprendió ante la afirmación y replicó: “Un momento, ¿Hechos alternativos? Mire, los hechos alternativos no son hechos, son falsedades”.

Ya en la República de Platón, en pasajes de los libros 2º y 3º se habla de “Las mentiras nobles” que se usan en la educación de los niños y en la conducción de los asuntos públicos, diferentes, según él. De las mentiras propiamente tales en la medida en que las primeras fortalecen la verdad mientras las segundas las destruyen.

Detrás de los términos Posverdad y hechos alternativos parece estar el arma de la propaganda, aunque sean novedosos los medios tecnológicos en los que se vuelve a crear la separación entre realidad y creencias. El medio más avanzado conocido por Joseph Goebbels fue la radio; en nuestros días son las redes sociales, que Internet hace posible.

Para la filósofa Susan Haack, “Posverdad” y “hechos alternativos” parecen ser nuevas formas de autoengaño, nuevas formas de relativismo.

Recordemos que el físico Richard Feynman decía: “La ciencia es lo que queda cuando han fracasado todas las formas de autoengaño”, lo mismo podríamos decir de la realidad.

El fenómeno comunicacional de la Posverdad se construye en 5 etapas:
I-             Una persona o sitio de noticias difunde una información impactante. Puede ser un deceso, un ceso o un nombramiento, un ataque a un personaje, una acusación o hasta una declaración estruendosa.

II-           La noticia por su condición AAA, se comparte indiscriminadamente en redes sociales (Facebook, Tuiter).

III-          Por el “Impacto informativo”, la nota se sale de las redes, alguno informativo”.

IV-         La noticia es desmentida, puede ser por una persona involucrada o alguien cercano “al protagonista” de la noticia, pero la aclaración no es tan impactante como el hecho transmitido inicialmente. Apenas 1/3 de los que compartieron la nota falsa se entera del desmentido.

V-           La aclaración no se vuelve viral y la noticia falsa queda en la mente de algunos, se convierte en una verdad a medias: una Posverdad.

Según un estudio del Pew Hispanic Center, la tercera fuente de información de los estadounidenses es Facebook, los dos primeros lugares  los ocupa Fox News (afecto a Trump) y CNN (contrario a Trump).

Hoy el populismo contemporáneo, sea de izquierda o derecha, apela a las redes sociales. En México los medios clásicos han ido perdiendo audiencia. Lo más visitado es Google, le sigue el sitio de videos You Tube y el tercer lugar lo ocupa Facebook. Otro elemento que permite que el virus de la Posverdad se expanda es que mucha información se transmite como entretenimiento. La diversión, el entretenimiento desvían la atención hacia nuevos espectros, hacia campos en que no predomina la reflexión, lo llaman “shitsthorms”, tormentas de mierda. 

Recordemos otro vergonzoso “hecho alternativo” ocurrido hace unos días siendo protagonista el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer al condenar el uso de las armas químicas por el líder sirio Bashar al- Assad, afirmando que ni siquiera “Adolfo Hitler se rebajó a usar armas químicas”.

Posteriormente tuvo que rectificar y decir que las había usado sólo dentro de los “centros de holocausto”, ya que había ignorado el uso del gas por los nazis para exterminar a los judíos.

Al día siguiente de sus lamentables declaraciones, pidió disculpas públicamente y dijo que “cometer un error así es imperdonable y reprobable”. “Pido que la gente me perdone y que comprenda que no debí hacer esa comparación”.

El investigador de la UNAM, Roger Bartra, sostuvo en una reciente entrevista que “favorece ignorancia Posverdad en México”.  Había escrito el Investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la máxima casa de estudios de México que” parte de los problemas del país se presentan porque sólo el 5% de la población se mantiene como lectores habituales de libros”. Ese país de no lectores permite que el virus de la Posverdad se pueda expandir sin límites.  

“El hecho de que haya una sociedad funcionalmente analfabeta en su mayor parte contribuye a que la microlectura, la lectura de tuits, mensajes cortos, sea mucho más influyente. Está el terreno abonado para que estas llamadas posverdades fructifiquen y crezcan, porque encuentran terreno fértil en la ignorancia de la gente”.

“Hay demasiadas personas que no reflexionan, que no tienen una base cultural para reflexionar y tomar decisiones en función de los conocimientos que han adquirido a través de lecturas y de programas de televisión y el cine, y eso ocasiona el problema que tenemos”.

El especialista en Ética y Profesor de Pensamiento Judío y Filosofía en la Universidad Hebrea de Jerusalem y la Universidad de Nueva York, el uruguayo Moshe Halbertal entrevistado en Letras Libres ante la pregunta: Inspirada en Trump, la palabra del 2016 fue “Posverdad”. ¿Es posible dirigir un país desde una posición de Posverdad o es una postura que sólo es efectiva para reaccionarios y figuras de oposición?

Contestó: La devaluación del concepto “verdad”, es el resultado de una interacción muy compleja entre la derecha radical y la izquierda. La idea de que pensar que la verdad existe es una acción opresiva destinada a imponer un poder hegemónico tiene su raíz en el Posmodernismo. Cuando “el mundo de relatos” se enfrenta con el carisma seductor de la mentira, la sociedad, como un todo, paga el precio por ello.

En el caso de Trump, que carece de todos los valores básicos y cuyo único principio es el de ser ganador- nunca perder-, todo lo que existe es voluntad. Y hay algo verdaderamente mágico en esta imagen: una voluntad tan pura que hasta los hechos se distorsionan frente a ella. De modo que sí: la idea de Posverdad está cargada de un considerable peso cultural, pero la verdad también cuenta con una cualidad admirable: tarde o temprano sale a la luz.
                             

¡Hasta el próximo encuentro…!

9024. UNA TRAS OTRA.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA


Una tras otra.
Cualquiera que viera por la calle al tío Marcelo (del lado paterno de este López, de los de Autlán), bajaba la mirada y se iba de lado: tenía la cara hecha a marro y talla de orangután; pero enojado era de sacarle canas a un calvo y vociferaba como bocina de locomotora… pero sus hijas nomás decían ‘¡ay, papá!’ y su esposa, tía Flor, con más consideración le recomendaba con voz suave, sin voltear a verlo: -Ya, Lito, ya, que luego te duele la panza -‘Lito’ era por Marcelito. El tipo era absolutamente inofensivo.

Difundió ayer la prensa que ‘un funcionario de alto rango’ del gobierno yanqui, declaró que el tal Trump está evaluando si firma o no una ‘orden ejecutiva’ para sacar a su país del TLC. El ‘alto funcionario’, añadió que eso sería en apego a la cláusula 2205, que dice: “Una parte podrá denunciar este tratado seis meses después de notificar por escrito a las otras partes su intención de hacerlo. Cuando una parte lo haya denunciado, el tratado permanecerá en vigor para las otras partes”.



La gente, cierta gente, se espanta rápido y dicen que por esto, el peso ayer perdió 30 centavos frente al dólar que llegó a 19.50; ha de ser (y si no, ya los especialistas nos darán alguna otra razón: el precio del petróleo; que se levantó de malas el líder norcoreano Kim Jong-un; que subió la Bolsa en Namibia, lo que se les ocurra).

En derecho internacional público, ‘denuncia’ es la declaración unilateral por la que un Estado retira su consentimiento de un tratado internacional. El TLC tiene previsto que basta con avisar seis meses antes que uno se raja…y ya (en apego al principio de derecho romano de que a fuerza ni los zapatos).

El declarante ‘alto funcionario’ leyó mal la cláusula 2205: no dice que se salen así nomás, como a media película en el cine, cuando le pegue la gana al Ejecutivo de alguno de los países, sino, clarito dice que cuando ‘una parte’ quiera y en este caso ‘parte’ es el Estado, por eso pusieron ‘denunciar’, término de preciso contenido jurídico. Don Trump NO es los EUA y necesita aprobación de su Congreso.


Hay expertos en derecho internacional y en cosas de comercio que ayer mismo le apuraron a conseguir lectores, explicando que a lo mejor sí puede Trump cancelar el TLC nomás por los calzones, enredando las cosas y luciendo su saber (caso Goldwater vs. Carter, en 1978; Beacon Products Corp vs. Reagan, 1986; y Kucinich vs. Bush, 2002, aunque no sean similares ni por los forros al asunto este del TLC).

Sí hay que entender al Trump: anda con una gran muina por el ridículo de sus primeros cien días de gobierno, sin medio metro de barda (y con Peña Nieto y el Chapo, necios en que no pagan nada); sin haber podido tirar el Obamacare, ni logrado el cierre de sus fronteras a ciudadanos de algunos países que le caen gordos; sin haber podido cortarle el presupuesto a las ciudades o estados ‘santuario’ (y luego, la silbatina con abucheo que se llevó su nenita en Alemania… ya denles chance, caray). No dude que ese anónimo ‘alto funcionario’, buscando con qué aliviarle el ardor, tuvo la ocurrencia de decir semejante barbaridad.

Cabe también la posibilidad de que efectivamente el Trump lo esté pensando porque algún bromista le haya ido a decir que por supuesto él las puede y le haya contado, con la peor mala fe, que por ejemplo, en 2002 Bush canceló por sus gónadas el ‘Tratado de Misiles Antibalísticos entre Estados Unidos y Rusia’, sin tomarse la molestia de remitirle una flatulencia a su Congreso, cosa muy cierta, porque para ese tipo de tratados la Constitución de su país sí faculta al Presidente… y no es el caso con el TLC (ni parecido).

Que alguien se apiade del Trump y le explique: que según las leyes del país del que es Presidente, el TLC no es un tratado sino un ACUERDO congresional-ejecutivo (‘congressional-executive agreement’), que por eso en su tierra lo llaman ‘North American Free Trade AGREEMENT’ (NAFTA, ACUERDO de libre comercio de Norteamérica). Que esos acuerdos no los puede cancelar, renegociar, revisar, denunciar ni manosear, el Presidente sin la aprobación de su Congreso (las dos cámaras, la de Representantes y la de Senadores)… ¿sabe por qué don Trump?: porque su Constitución (Cláusula 1; Octava sección; tercer párrafo), dispone que es facultad del Congreso ‘Regular el comercio con las naciones extranjeras, entre los diferentes Estados y con las tribus indígenas’; sí, solo el Congreso puede cambiar las leyes arancelarias, fiscales y aduaneras, y eso es precisamente la materia del TLC, mi buen. Ya apunte para otro lado.

Para modificar el TLC, don Trump necesita antes, la aprobación de su Congreso para renegociar; luego, que estén de acuerdo las otras dos partes (Canadá y México), y entonces, ya renegociados los términos, regresar a su Congreso a ver si les parece bien; lo que no lo salva de la lluvia de denuncias ante la Suprema Corte de todos los ciudadanos y empresarios de EUA que sientan que les abolló la cartera. Un galimatías.

Mal día tuvo ayer don T, porque aparte, salió con la vacilada de que va a proponer una reducción del 35% al 15% de impuesto, cosa que anunció su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien en rueda de prensa dijo que se trataba del ‘mayor recorte de impuestos en la historia de este país’.

Según declaraciones machaconas del Trump, los EUA es uno de los países menos competitivos del mundo y uno en el que las empresas pagan más impuestos… ¡chin! otra vez.

Son falsas ambas afirmaciones. Por un lado, el Foro Económico Mundial, en su informe 2016-2017, considera a los EUA uno de los tres países más competitivos del mundo (los otros dos son Singapur y Suiza); por el otro, según la OCDE (Organización Mundial de Comercio), los EUA está en el pre-antepenúltimo lugar de países según presión tributaria, pues allá es legal domiciliar las ganancias de las empresas en los países que más les convengan fiscalmente y terminan casi no pagando nada. Con el déficit fiscal que tienen, su Congreso muy difícilmente se lo va a aprobar… una tras otra.

9023. GIOVANNI SARTORI.

Por ERNESTO REYES FLORES.
Licenciado sindicalista. Desde
Morelia, Michoacán. México.
26/Abril/2017. Para
Tenepal de CACCINI








Giovanni Sartori.

Trayectoria profesional.
En 1946, Sartori se licenció en Ciencias Sociales en la Universidad de Florencia. En Italia, empezando su trayectoria universitaria, fue docente de Filosofía Moderna, Lógica y Doctrina del Estado, entre otras materias. Impulsó la creación de la primera Facultad de Ciencia Política en Italia. Fundó en 1971 la Rivista Italiana di Scienza Politica. Fue profesor de las universidades de Florencia, Stanford y Columbia (donde tuvo la condición de emérito).

Sartori fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2005, por su trabajo y la elaboración de una teoría de la democracia en la que ha estado siempre presente su «compromiso con las garantías y las libertades de la sociedad abierta». En 2009 le fue dado el Premio Karl Deutsch, de la IPSA. En 1996, la Universidad de Guadalajara de México le otorgó el Doctorado Honoris Causa a petición de un grupo de estudiantes del Departamento de Estudios Políticos y con motivo de sus valiosas aportaciones a la Ciencia Política. En 2007 le fue otorgado otro Honoris Causa por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Georgetown University, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad del Salvador (Argentina) le confirieron el mismo Doctorado.
Sartori fue articulista frecuente y "polemista cáustico" del diario italiano Corriere della Sera.

OBRA.
Sartori ha contribuido al desarrollo de distintas vertientes de la Ciencia Política, como la teoría democrática, los sistemas de partidos, la ingeniería constitucional comparada. Sus trabajos han servido también para clarificar diversos conceptos y métodos de esa ciencia social.

Sartori afirmó que la democracia que existe no tiene que ver con la etimología de la palabra y que no puede ser tan buena como queremos. Argumenta que es un régimen abierto y de derechos, el cual no puede separarse de la competencia electoral entre partidos y en el que los ciudadanos votan por unos y en contra de otros.

Propuso que los sistemas de partidos deben estar clasificados no según el número de formaciones, o partidos, sino según criterios diferentes, introduciendo el concepto de partido relevante.

Preconizó la aplicación del conocimiento adquirido por la Ciencia Política para el diseño de las instituciones políticas y mejorar su funcionamiento.
En un polémico ensayo titulado La sociedad multiétnica, Sartori puso en evidencia "los supuestos efectos deletéreos provocados por las teorías multiculturalistas" y esa crítica la realizó en nombre del pluralismo de raíz liberal. El centro del mencionado ensayo no es tanto los excesos de quienes reivindican el reconocimiento público de toda diferencia cultural como la inmigración musulmana establecida en Europa, reacia, según el autor, a los ideales democráticos de gobierno.

En Homo Videns, por su parte, se posicionó en contra de la televisión, por considerarla mala para la política y la ciudadanía. Sartori también escribió sobre el medio ambiente (es otro de sus trabajos polémicos). Consideraba que la sobrepoblación es el meollo del asunto y por lo tanto su recomendación es tener políticas de control demográfico.

Selección de sus obras
ü  Democrazia e Definizioni (1957).
ü  Stato e Politica nel Pensiero di Benedetto Croce (1966).
ü  Political Development and Political Engineering (1968)
ü  La Politica: Logica e Metodo in Scienze Sociali (1979)
ü  Teoria dei Partiti e Caso Italiano (1982)
ü  Democrazia: Cosa E' (1993)
ü  ¿Qué es la Democracia?' (1993)
ü  La Democracia Después del Comunismo (1993)
ü  Ingegneria Costituzionale Comparata (1994) (publicado en español por el Fondo de Cultura Económica, como Ingeniería Constitucional Comparada)
ü  Homo Videns: Televisione e Post-Pensiero (1997) (Homo Videns. La Sociedad Teledirigida)
ü  La Sociedad Multiétnica. Pluralismo, Multiculturalismo y Extranjeros (2000)
ü  La Terra Scoppia: Sovrapopolazione e Sviluppo, escrito en colaboración con G. Mazzoleni (2003); edición española: La Tierra Explota: Superpoblación y Desarrollo (2005)
ü  Mala Tempora (2004)
ü  La Democracia en 30 Lecciones (2008)
ü  "La Carrera hacia Ningún Lugar" (2016)

Este Hombre que aporto su conocimiento a la Ciencia Política moderna.

Ciencia política.

Uno de los padres de la ciencia política.

Ciencia política o politología son distintas denominaciones de una ciencia social que estudia la teoría y práctica de la política, los sistemas y comportamientos políticos en la sociedad. Su objetivo es establecer, a partir de la observación de hechos de la realidad política, explicaciones lo más certeras posibles acerca de su funcionamiento. Interactúa con otras ciencias sociales, como la economía o la sociología, entre otras.
Emplea una multiplicidad de herramientas metodológicas propias de las ciencias sociales. Entre los diferentes acercamientos posibles a la disciplina están el institucionalismo o la teoría de la elección racional.
Históricamente ha tenido su origen en la filosofía política, pero es imprescindible distinguirla de ella.

Definición.

Norberto Bobbio propone dos acepciones, una en sentido amplio (ciencias políticas), y otra en sentido estricto (ciencia política). La primera abarcaría todos los estudios relacionados con la política desde la antigüedad hasta nuestros días, incluidos todos los filósofos y teóricos que han pensado, escrito y analizado la política. En sentido estricto, la ciencia política contemporánea nació a partir de la corriente conductista que trata de observar las conductas de los actores políticos y de los ciudadanos conforme a premisas estrictamente científicas. Esta última acepción hace referencia a lo que se denomina generalmente «ciencia política positiva», para distinguirla de la filosofía política o teoría política normativa; la otra parte de estudio de la disciplina ini oíi tiene como objeto de estudio propio al poder que se ejerce en un colectivo humano. La politología se encarga de analizar las relaciones de poder que se encuentran inmersas en un conjunto social, sean cuales sean sus dimensiones (locales, nacionales o a nivel mundial).

El poder, como capacidad de un actor social de influir sobre otros, se encuentra presente en todas las interacciones humanas, siempre que existan al menos dos actores que se interrelacionen. El ejercicio del poder se hace presente en diferentes manifestaciones humanas como en la guerra, la paz, la negociación, el consenso, el disenso, la autoridad, la dominación, la obediencia, la justicia, el orden, el cambio, la revolución, la participación política y cualquier otra situación donde exista el potencial o real encuentro de dos actores sociales con intenciones manifiestas o latentes, de enfrentar sus intereses a los de otros.

Aunque hay un debate entre politólogos sobre el objeto de estudio de la ciencia política, teniendo a la categoría teórica «sistema político» como objeto de la disciplina. Esta categoría cumple con ciertos requisitos como es tener una naturaleza , se deben tener referentes empíricos ya que esto hace que la disciplina se diferencie de la filosofía política; también es exhaustiva e incluyente, esto quiere decir que incluya a todas las materias que pertenecen al campo de estudio de la ciencia política y a su vez no debe quedar ninguna materia vinculada con la actividad política fuera de su campo y finalmente este objeto de estudio tiene una gran aceptación mayoritaria por parte de la comunidad politológica.

El sistema político se define como un conjunto de interacciones que se dan entre sus unidades o partes que lo componen y estas interacciones cambiarán o mantendrán el orden de dicho sistema. Esta categoría fue acuñada por el politólogo David Easton. Él considera a la vida política como un sistema conducta o comportamiento. El comportamiento sería la manera de proceder que tiene la persona en relación con su entorno. Entonces la vida política tiene una manera de proceder en relación con su entorno, en este caso serían los ministerios, el ejecutivo, los partidos políticos, la sociedad, etc. De esas interacciones o proceder tendremos resultados que pueden mantener o cambiar el orden en el que se encontraba la vida política y éstas van a repercutir.

Antecedentes.

Durante la Revolución industrial y las revoluciones liberales del siglo XIX, se creó la necesidad de efectuar una crítica social a fin de evaluar los cambios sociales y políticos que sucedían, así como su impacto en la sociedad y los motivos que los habían producido. La preocupación por el cambio social, combinada con el avance que las ciencias naturales estaban logrando gracias al desarrollo del método científico, impulsó la fusión de ambas, dando lugar a las ciencias sociales. Así surgiría la sociología, y más adelante la ciencia política, asociada al estudio de la jurisprudencia y de la filosofía política.

Así pues, la ciencia política es una disciplina relativamente reciente, cuyo nacimiento (al menos en lo que concierne a la ciencia política moderna) algunos sitúan en el siglo XV con Nicolás Maquiavelo (separación de la moral y de la política). Sin embargo, ya en la Antigüedad existen formas de organización política: la polis (donde nació la palabra 'política', y que significa ciudad) en la democracia griega, la Res publica (cosa pública) que instauró la igualdad en cuanto a los derechos políticos en la Antigua Roma, a excepción de los esclavos. En el Pensamiento chino de Marcel Granet, el arte político databa de las «escuelas confucianas». La administración pública china es la más antigua, comenzando el «mandarinato» en esta época.

Aunque su verdadero desarrollo como disciplina científica es posterior a la Segunda Guerra Mundial, antes de dicho periodo se asociaba al estudio de la y el término «ciencia política» tenía algún uso, lo que hace que la cuestión de a qué autor atribuírselo pueda ser un tema discutible. Para algunos autores fue acuñado Herbert Baxter Adams, profesor de historia de la Universidad Johns Hopkins en 1880. Otros autores afirman que el término Ciencia Política es propuesto por Paul Janet, quien lo utiliza por primera vez en su obra Historia de la Ciencia Política y sus relaciones con la Moral escrita a mediados del siglo XIX.

Historia.

 





Mientras el estudio de la política es encontrado primero en la Antigua Grecia e India, la ciencia política llegó tarde en los términos de las Ciencias Sociales. Sin embargo, la disciplina en sí tiene un claro conjunto de antecedentes como ética, filosofía política, economía política, historia y otros campos relacionados con determinaciones normativas de cómo deben ser y deducir las características y funciones del estado ideal. En cada período histórico y en casi toda área geográfica podemos encontrar a alguien estudiando política y aumentando el entendimiento político.

En la India Antigua pueden encontrarse textos que reflexionan sobre la política desde el épico-mitológico Rig-veda (fines del II milenio a. C.) y el Canon Pali budista (c. siglo VI a. C.). Chanakia Pandit, es considerado como uno de los primeros pensadores políticos y economistas; y de hecho se le denomina como el «Maquiavelo hindú». Sobre la base de sus enseñanzas se escribió el Artha-shastra (siglo II a IV d. C.).

Los antecedentes de la ciencia política occidental se pueden rastrear mucho tiempo antes de Platón y Aristóteles, particularmente en las obras de Homero, Hesíodo, Tucídides, Jenofonte o Eurípides. Platón analizó distintos sistemas políticos y los resumió en estudios más orientados hacia la literatura y la historia, aplicando un método de acercamiento que más cercano a la filosofía. Aristóteles fundamentó el análisis de Platón incluyendo evidencias históricas empíricas en su análisis.

Historiadores como Polibio, Tito Livio y Plutarco documentaron el ascenso de Roma y la organización e historia de otras naciones; mientras estadistas como Julio César o Cicerón proveían con ejemplos de las políticas y guerras de Roma como república y después como imperio. El estudio de la política se orientaba hacia el entendimiento histórico, y la descripción y comprensión de diferentes formas de gobierno.

Proporcionando certezas dogmáticas para las relaciones entre la Iglesia y el Estado, que no obstante fueron objeto de durísimas controversias entre los poderes universales (Papa y Emperador) durante todo el periodo. En el mundo islámico, autores como Avicena y Averroes, y el hebreo Maimónides, continuaron la tradición analítica y empírica del aristotelismo; mientras que Ibn Jaldún anticipó varios conceptos de las modernas ciencias sociales.

Durante el Renacimiento italiano, fue Nicolás Maquiavelo quien hizo observación empírica directa de los actores e instituciones políticas (El Príncipe). Se considera a Maquiavelo como uno de los teóricos políticos más notables del Renacimiento, pues con su aporte se abre camino a la modernidad en su concepción política y a la reestructuración social. Tradicionalmente, se ha encontrado una aporía en el pensamiento maquiaveliano como consecuencia de la difícil conciliación de sus dos obras principales, los Discursos sobre la primera década de Tito Livio y El príncipe.

En los Discursos, Maquiavelo se declara partidario de la república, partiendo del supuesto de que toda comunidad tiene dos espíritus contrapuestos: el del pueblo y el de los grandes (que quieren gobernar al pueblo), que están en constante conflicto. Para Maquiavelo el mejor régimen es una República bien organizada (toma como ejemplo la República Romana), aquella que logre dar participación a los dos partidos de la comunidad para de esta manera contener el conflicto político dentro de la esfera pública. Maquiavelo señala, y de aquí la calificación de bien organizada, que es primordial que en dicha república se disponga de las instituciones necesarias para canalizar el conflicto dentro de las mismas sin las cuales la república se desarmaría. Ninguna de las otras formas de gobierno como la aristocracia, la tiranía, la democracia o la monarquía logran el equilibrio de los partidos dentro del régimen por lo que son inestables.

Los intérpretes proclives a las tesis republicanas han pretendido, desde Rousseau, conciliar la contradicción entre los Discursos y El príncipe considerando que este último supone un ejercicio de ironía que sencillamente desnudaba a la luz pública lo que eran las verdaderas prácticas del poder. Sin embargo, la oposición a la república que podría inferirse en El príncipe, debe tenerse en cuenta que cuando Maquiavelo lo escribe está escribiendo para mostrar a Lorenzo II de Médici como debe desempeñarse si es que quiere unificar Italia y sacarla de la crisis en la que se encuentra. Maquiavelo aclara también que puede existir un hombre cuya virtud política (saber aprovechar los momentos de fortuna y escapar de los desfavorables) supere a la república en conjunto pero dicha virtud política morirá con el mortal que la posea, cosa que no ocurriría en una república bien organizada.

Además de esto, debe recordarse que el Príncipe presenta analogías con la figura romana y republicana del dictador, investido de poderes absolutos durante un breve período y teniendo que rendir cuentas posteriormente ante la república. En este sentido, la contradicción entre los dos textos principales de Maquiavelo no es tal. Si es así, entonces el principado y la república deberían ser entendidos como formas de gobierno subordinadas a la auténtica preocupación política de Maquiavelo: la formación de un Estado moderno en la Italia de su tiempo.

Maquiavelo entiende que todo Príncipe debe tener virtud y fortuna para subir al poder: virtud al tomar buenas decisiones y fortuna al tratar de conquistar un territorio y encontrarse con una situación (que no fue provocada por él mismo) que lo ayuda o beneficie conquistar. Aquel príncipe que obtenga el poder mediante el crimen y el maltrato, siendo éste vil y déspota; debe entender que una vez subido al poder tiene que cambiar esa actitud hacia el pueblo. Dándole liberio al pueblo, para ganarse el favor del mismo, ya que al fin y al cabo estos serán los que decidan su futuro. Maquiavelo fue, además, un auténtico precursor del trabajo de los analistas políticos y columnistas de nuestros días: «Todos estos príncipes nuestros tienen un propósito, y puesto que nos es imposible conocer sus secretos, nos vemos obligados en parte a inferirlo de las palabras y los actos que cumplen, y en parte a imaginarlo». (Carta a Francesco Vettori, julio de 1513).

Ciencia política como disciplina universitaria.

Entre los principales escritores contemporáneos que contribuyeron al desarrollo y consolidación de la ciencia política como disciplina autónoma podemos citar entre los más relevantes a Carl Schmitt, Norberto Bobbio, Leo Strauss, Robert A. Dahl, Gabriel A. Almond, Maurice Duverger, Hannah Arendt, David Easton, Harold D. Lasswell, Samuel P. Huntington, Juan J. Linz, Arend Lijphart, Sydney Verba, Stein Rokkan, Dieter Nohlen, Gianfranco Pasquino, Giovanni Sartori o Guillermo O'Donnell, entre otros.

La llegada de la ciencia política como una disciplina universitaria en Estados Unidos es evidente por el nombramiento de facultades y de directores de facultades llevando el título de ciencia política, poco tiempo después de la guerra civil. En 1857, Francis Lieber fue nombrado como el primer Profesor de Historia y Ciencia Política en la Universidad Columbia. En 1880, Columbia formó la primera Escuela de Ciencia Política. La disciplina estableció la Asociación Americana de Ciencia Política en 1903. La integración de estudios políticos del pasado en una disciplina unificada es un proyecto en curso, y la historia de la ciencia política ha proporcionado un campo rico para el crecimiento de ambas ciencias políticas (normativa y positiva), con cada parte de la disciplina compartiendo algunos predecesores históricos.

En las décadas de 1950 y 1960, una revolución de conducta haciendo énfasis en el estudio científico y riguroso del comportamiento individual y grupal barrió la disciplina. Al mismo tiempo de que la ciencia política avanzaba hacia una mayor profundidad de análisis y más sofisticación, también avanzaba hacia una relación de trabajo más cercana con otras disciplinas, especialmente con sociología, economía, historia, antropología, psicología y estadística. De manera creciente, estudiantes de conducta política han usado el método científico para crear una disciplina intelectual basada en el postulado de hipótesis seguidas por la verificación empírica y la inferencia de tendencias políticas, y generalizaciones que explican acciones políticas individuales y de grupo. A través de la generación pasada, la disciplina puso un énfasis creciente en la relevancia o el uso de nuevos enfoques y metodologías para resolver problemas políticos y sociales.

En 2000, el auto-llamado Movimiento Perestroika fue introducido como una reacción en contra de los partidarios del movimiento llamado la matematización de la ciencia política. Los perestroikanos se pronuncian por una pluralidad de metodologías y enfoques en ciencia política y por una mayor relevancia de la disciplina para aquellos afuera de ella.

 

Áreas de investigación

Las principales áreas de investigación y análisis de la ciencia política son:
Ø  El poder político y las características de su obtención y su ejercicio.
Ø  La autoridad y su legitimidad.
Ø  El Estado.

 

Enfoques

Algunos de los principales enfoques conceptuales en la ciencia política son:
v  Feminismo.
v  Marxismo.
v  Estructural-Funcionalismo.

Los principales paradigmas teóricos en discusión dentro de la ciencia política son:
*      Elitismo.
*      Marxismo.
*      Pluralismo.

 

Métodos.

Los métodos empleados por la ciencia política son principalmente los de las ciencias sociales. Giovanni Sartori[1] distingue cuatro métodos, en orden decreciente de fuerza de control:
à        1) Método experimental..
à        2) Método estadístico.
à        3) Método comparado.
à        4) Método histórico.

Por su parte, Arend Lijphart presenta los primeros tres de la lista anterior y adiciona un quinto método: Análisis de caso.

Relación con otras ciencias.

La ciencia política, como todo estudio científico, se relaciona con distintas ciencias y en ocasiones hasta se mezcla con otras, apareciendo en el mejor de los casos como una parcela superpuesta. En los estudios actuales se halla una gama variada de ciencias conectadas con la Politología, debido a la politización que sufren los distintos aspectos de la vida humana, es decir las sociedades, al ser alcanzados por el Estado, institución preponderante que exhibe el Poder, y en la ausencia de este, una vinculación directa con el Poder. Las ciencias que hoy están relacionadas a cuestiones políticas y sus resultantes de los estudios en el tema son:

*      Economía: Economía Política (Estudios económicos basados en el Poder) y Política Económica (aplicación concreta de la economía en el Poder).
*      Psicología: Psicología política (especialización de Psicología Social).
*      Teología: se estudia Teocracia y sus sistemas políticos influenciados por cuestiones religiosas en algún aspecto.
*      Ciencias formales: Estadística (aplicada al Estado y temas referentes al Poder) las Matemáticas complementan y ayudan a la Estadística y la Economía.
*      Ciencias de la comunicación: Periodismo político, y desde la Ciencia Política el enfoque culturalista, que analiza temas concernientes a la cultura y comunicación. Relaciones Públicas (lobby y campañas políticas)

 

Aplicaciones profesionales.

ü  Análisis DOFA (Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas).

ü  Publicidad Política.

ü  Investigación y Docencia.

ü  Periodismo Político.

ü  Asesoramiento Administrativo y de Gestión Pública.

ü  Gestor Administrativo.

ü  Relaciones Internacionales.

ü  Investigaciones Sociopolíticas.

ü  Administración Pública.

ü  Relaciones Institucionales.

ü  Relaciones de la administración con derecho político.

ü  Marketing político.


ES TODO CUANTO
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES